Los Bifenilos Policlorados (PCB), son catalogados como Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP), por lo que son considerados como sustancias nocivas para la salud humana y el ambiente. En ese sentido las existencias de estas sustancias deben ser identificadas y eliminadas de acuerdo a lo establecido por el Convenio de Estocolmo, razón por la cual es necesario que los diferentes actores relacionados con su gestión ambiental integral adelanten acciones conjuntas con el fin de eliminar dichas existencias para la conservación y el cuidado de los recursos naturales y la salud humana.