Los Retardantes de llama (pirorretardantes), constituyen un amplio grupo de productos químicos que consisten principalmente en compuestos orgánicos e inorgánicos formados con base de óxidos e hidróxidos de bromo, cloro, fósforo, nitrógeno, boro y metales. Estos pueden ser Aditivos o Reactivos.
 

Los retardantes de llama Reactivos, se agregan durante el proceso de polimerización y, por copolimerización, se integran al polímero. El resultado es un polímero modificado que posee propiedades Retardantes de Llama y una estructura molecular diferente respecto de la molécula polímera original.

Los retardantes de llama Aditivos, se incorporan al polímero antes, durante o, más frecuentemente, después de la polimerización. Los Retardantes de Llama Aditivos son moléculas de monoméros que no forman enlaces químicos covalentes con el polímero. A consecuencia de ello, y a diferencia de los reactivos, los Retardantes de Llama Aditivos pueden separarse del polímero y liberarse al medio ambiente.

El Catálogo de Retardantes de Llama 1997, una guía internacional, incluye más de 1000 productos Retardantes de Llama (preparados y sustancias) enumerados por marca comercial, nombre químico, aplicación y fabricante. Este catálogo describe unas 200 sustancias Retardantes de Llama utilizadas en productos Retardantes de Llama comerciales.

Hay cuatro grupos principales de productos químicos Retardantes de Llama:
 
  • Inorgánicos: Estos retardantes de llama son hidróxidos de metales (tales como el hidróxido de aluminio y el hidróxido de magnesio), polifosfatos de amonio, sales de boro, compuestos de antimonio inorgánico, estaño, zinc y molibdeno y fósforo rojo elemental. Tanto el hidróxido de aluminio, también denominado trihidrato de aluminio (ATH), como el hidróxido de magnesio, se utilizan como alternativa sin halógeno a los retardantes de llama bromados; además, funcionan como supresores de humo. Los compuestos de fósforo inorgánico se utilizan ampliamente como sustitutos de los retardantes de llama bromados. Los retardantes de llama inorgánicos se agregan como relleno a los polímeros y, a diferencia de los retardantes de llama orgánicos aditivos, se consideran inmóviles. El trióxido de antimonio y el borato de zinc se utilizan principalmente como sinergistas en combinación con retardantes de llama halogenados. Los sinergistas alternativos incluyen el hidroxiestannato de zinc (ZHS), al estannato de zinc (ZS) y algunos compuestos a base de molibdeno. Todo el grupo de retardantes de llama inorgánicos representa aproximadamente el 50% del volumen de la producción mundial de retardantes de llama, cuyo producto principal es el trihidrato de aluminio, ya que constituye en volumen la principal categoría de pirorretardante utilizada en el mercado.
  • Organofosforados: Los retardantes de llama organofosforados son principalmente ésteres de fosfato y representan alrededor del 20% del volumen de la producción mundial total. Esta categoría es ampliamente utilizada tanto en los polímeros como en las fibras de celulosa para textiles. De los Retardantes de Llama organofosforados sin halógenos, los fosfatos de triarilo (que presentan tres anillos bencénicos unidos a un grupo de fósforo) se utilizan como alternativas a los retardantes de llama bromados. En algunos casos, los retardantes de llama organofosforados también pueden contener bromo o cloro.
  • Nitrogenados: Los retardantes de llama orgánicos nitrogenados inhiben la formación de gases inflamables y se utilizan fundamentalmente en polímeros que contienen nitrógeno, como el poliuretano y la poliamida. Los retardantes de llama nitrogenados más importantes son los de la melamina y sus derivados, que actúan como sistemas intumescentes (de expansión).
  • Halogenados: Estos retardantes de llama están constituidos esencialmente a base de cloro y de bromo. Al reaccionar con los gases inflamables, los retardantes de llama halogenados disminuyen o evitan el proceso de combustión. Los éteres polibromados de difenilo (PBDE) se incluyen en este grupo, en el cual están representados todos los isómeros del PentaBDE. El grupo de los retardantes de llama halogenados representa aproximadamente el 30% del volumen de la producción mundial. Cabe destacar que los retardantes de llama bromados dominan el mercado internacional (SRI Consulting, 2005).

Los retardantes de llama halogenados pueden dividirse en tres clases:

• Aromáticos: incluyen los PBDE, en general, y el PentaBDE, en particular.

• Cicloalifáticos: incluyen el hexabromociclododecano (HBCDD).

• Alifáticos: a nivel mundial, representan un grupo de sustancias de menor importancia.

Fuente: UNEP/POPS/POPRC.4/INF/13