MERCURIO

Mercurio Añadido

Los productos con mercurio añadido representaron alrededor del 25% del uso mundial de mercurio en 2015.

Ley 1658 del 2013, la cual establece que se deben eliminar de forma progresiva los productos que contienen mercurio y la Convención de Estocolmo en su Artículo 4 propone reducir la demanda de mercurio en productos a través de una combinación de medidas que eliminen el uso de mercurio en muchos productos clave, como las amalgamas de
mercurio El Anexo A, Parte 1 del Convenio, enumera los productos con mercurio añadido para los que después de 2020, no estará permitida la producción, importación ni exportación. Estos incluyen baterías específicas, interruptores y relés, lámparas fluorescentes, cosméticos, pesticidas, termómetros, manguitos de presión arterial y otros dispositivos de medición donde se agrega intencionalmente mercurio.